miércoles, 8 de abril de 2009

Un 8 de abril.

Fui feliz. Te recuerdo con cariño y te echo de menos. A nuestros pequeños tú y yo, no a las estoicas y resquebrajadas versiones modernas.  No a las cínicas. No a las que beben y bailan. No, a esas no. A la pequeñaja arcoiris y al enamorado intento de racional a los que les bastaba dos canciones de la Vereda.

Así que perdóname, pequeña hippie. Y perdóname, pequeño empollón. Lamento muchísimo haberos separado. Ahora hago lo único que puedo hacer; volver una vez al año al lugar donde empezasteis a crear esa historia, y deciros que por lo menos los recuerdos y los momentos siguen vivos, que queda aún queda alguien para seguir recordando que una noche, un 8 de abril, vosotros escribisteis en la arena.

2 comentarios:

  1. Espero que no te importe, pero estoy nostálgica :P (me echo de menos u^^)

    ResponderEliminar
  2. ^^U No diré nada =P Eras una buena tú

    ResponderEliminar

Di "amigo" y entra