sábado, 12 de agosto de 2017

Agosto - Para

Se hace complicado a veces ser un tipo A (patron de conducta de riesgo coronario, uso abusivo de estrategias activas para conseguir una serie infinita de objetivos a menudo pobremente definidos). Siempre en movimiento, siempre en alerta, en guerra, considerando todas las ramificaciones y significados, librando todas las batallas en la mente a la vez, exprimiendo el tiempo, empujado o empujando por un reloj que no se silencia nunca, aún cuando a veces solo quieres decir...

Basta.

Para.

Respira.

Respira hondo y piensa.

Congela el segundero un instante.
Levanta la vista. Libera los ojos del siguiente paso del plan, el siguiente acontecimiento. Rompe el dique y que se derramen los pensamientos. Deja que esperen.

Disfruta de lo pasajero.

Que estás en agosto. Tienes veintiocho años. Leyendo un libro en una terraza al lado del mar. Sin preocupaciones. Esta noche es de festival y mañana es de baile. Dime: ¿Dónde vas corriendo? ¿Dónde quieres llegar tan rápido que sea mejor que el ahora? Que la vida pasa y se complica y cambia, que aún tiene más para dar, sí. Otoño llegará sin que hagas nada. Y siempre habrá un peldaño más en la escalera de la vereda, siempre se puede subir mas arriba y tener mejores vistas.

Pero ahora para y respira, que aquí se está bien y ninguna meta vale pasar el camino corriendo y mirando al suelo.

martes, 8 de agosto de 2017

Instrucciones básicas de cuerda

¿Sabes cómo te subes a una cuerda? Juntas las piernas, levantas uno de los pies, respiras hondo y te impulsas hacia arriba. Tienes que ir ya con los brazos abiertos, si te esperas a abrirlos cuando estás arriba te desequilibras y te caes. Que te vas a caer seguro igualmente, muchas veces, pero así empiezas bien.

¿Sabes cómo caminas por la cuerda? Sorpresa: vas paso a paso. Buscando el equilibrio y estar cómodo en un punto antes de moverte al siguiente. Porque a medio camino las cosas se van a complicar y porque las prisas no son buenas. Un truco: coge un punto de referencia - el mosqueton que tanto ha costado armar, el nudo en el árbol o incluso las cruces naranjas en el bolsillo de unos vaqueros sentados al final de la cuerda - y camina, camina, camina.

¿Sabes cómo te bajas de la cuerda? No lo haces si no has llegado al final. Si pierdes el pie, si te tambaleas, no saltas, peleas. Si te bajas enseguida que tengas problemas no aprenderás a mantenerte arriba. Tienes que intentar equilibrarte como sea, recuperar la estabilidad y seguir caminando. Aunque quizás vayas a caerte igualmente al siguiente paso.

Y si te caes no pasa nada. Vuelves al principio y te subes otra vez.

sábado, 15 de julio de 2017

Julio - No sé

No sé a quién estoy engañando, si a ti o a mi. No se de qué es hora. Capturar otro corazón y lanzarlo al vacío o anticipar un otoño recorriendo las calles de Gracia, un invierno refugiados en cualquier bar.

Te di mi texto, que mostraba tu nombre entre todas las líneas, y dijiste "ojalá alguien escribiese esto para mi". Y yo me dolía y me reía y me callé, por no darle una patada a una puerta que quizás luego no sabría cerrar. Y no se si eres tú rindiéndome o soy yo enamorándome de estar enamorado una vez más, pero lo cierto es que eres quien sigue cruzando las puertas paso a paso.´Y tengo miedo.

El miedo, claro. A quererte y que no me quieras - poco - a que me quieras y no saber  querer - algo más.

martes, 4 de julio de 2017

Colibrí

Hay un colibrí en mi ventana, no sé de donde ha venido. Es un borrón de movimiento, aleteos y trinos. ¡Qué bonito!

Al tiempo me doy cuenta de que algo no marcha bien con mi amigo. A ratos se detiene, a ratos pía bajito, a ratos se posa, suspira y calla. Al tiempo me doy cuenta de las cicatrices y callos en las alas, el pecho y las patas. Heridas de gritos y jaulas, heridas mal curadas por no parar. Entonces siento la tentación de cuidarlo, cogerlo con las manos y pasarlo dentro para que cure. Pero pienso que aunque fuera - fuéramos - felices, ¿no estaría ofreciéndole otro tipo de jaula?

Así que con papel, palabras y mimbre le tejo unas nuevas alas. "Prueba con estas mientras curan las tuyas".

Una estación y las heridas se van. Salvo las del pecho, pero al menos cierran bien y ya no le roban el aliento ni la mirada. Se van las heridas y le pregunto "¿ahora te vas?". Se hacen un borrón las alas

Manuales

Sobre el intento de escribir un manual sobre uno mismo, autoexplicativo y completo, que podamos darle a alguien, que lo lea en profundidad y asegurar que ya nos conoce

Nuestra personalidad no es una "foto", es cambiante con el tiempo. Un intento de retrato así sería igualmente cambiante, teniéndose que evolucionar constantemente. Pero esto no es lo que lo hace inviable. Hay un factor más importante a tener en cuenta y es los zarcillos de personalidad que se desarrollan únicamente entre dos personas que son especiales la una para la otra. Estos últimos matices, únicos para esa persona en cuestión, nunca podrían ponerse por escrito con antelación puesto que a) no existen hasta que no encontramos a esa otra persona y b) probablemente ni los veamos, aunque sean en última instancia lo que hagan enamorarse a la parte opuesta.

lunes, 26 de junio de 2017

Suena la música

-  Solo quieres saber esas cosas de mí para encasillarme y ponerme una etiqueta. Me analizarás, me descifrarás y una vez que me hayas entendido me clavarás en la pared como al resto de tus chicas

- Jajaja, no, no se trata de eso

- Cada persona es un mundo, no todos seguimos patrones

- Lo sé. Precisamente porque cada persona es única, porque tú eres única, quiero saltarme ya los primeros pasos comunes a todos los encuentros y llegar a eso que posees y que no existe en ningún otro lugar. Para llegar a ver los matices, la melodía única de una persona, primero tienes que entenderla y desentrañarla , superar los malentendidos y desencuentros y eso lleva mucho tiempo. Llámame impaciente, pero no quiero estar meses recorriendo los mismos caminos que he recorrido mil veces cuando sé que tienes tesoros escondidos en cada parte de lo que eres. Explícame todo lo que sepas de ti, dime todo lo que te gusta y piensas y quieres y entonces descubramos el resto.

domingo, 25 de junio de 2017

No se me da bien

" Vamos a incluir un par de temas nuevos. El primero lo vamos a hacer ahora, se llama 'no se me da bien' y al final es la típica historia de un tío que se merece un bofetón porque ha encontrado una tía de puta madre y está todo el rato él con su discurso de ' claro, es que igual yo no voy a saber ser bueno como pareja, igual un día me canso de ti y no quiero hacerte daño...' Que la verdad es que es para darle un bofetón con la mano abierta, por imbécil. Si te quiere y no te está diciendo nada, ¿para qué la rallas?, para qué la rallas, ¿no?. Es así.
(...)
Que en la cima del amor, el corazón se asfixia y hay que bajar, disimulando, para respirar
Qué absurda la moraleja de mis cuentos cuando dices "venga, calla un rato, que estás mas guapo y entra en mi colchón"
Que me vuelvo vulnerable y me da por explicar que aquí me tienes para entretenerte por si lo de quererte no se me da bien. No es que no quiera, temo que no sepa, que a mí lo de estar en pareja no se me da bien
Se que vendo humo solo porque estoy quemado y que uso este discurso solo porque estoy asustado. Tú no compras mis excusas, como mucho a veces te disgustas y a veces dices "vete si se lo prefieres" y me echo a temblar. Y me siento miserable solo por plantear que aquí me tienes para entretenerte...
Pero yo que sé, quiero ser feliz..."




(La maniobra del hacerse de menos para alejar a la otra persona y no arriesgar)

martes, 13 de junio de 2017

Junio - Shush

Venga, aquí va junio. Hago menos promesas pero nunca las incumplo.

La estrella en la montaña ha resultado ser una visita turística, un parque de atracciones, el Tibidabo por la tarde. Con coches de plástico, monstruos que son espejos y plastidecor, salidas de emergencia en cada rincón. Barcelona a los pies, el mar al fondo y aire fresco entre los dedos.

Sigo pensando en encontrar la hoja secreta del libro de "Elige tu propia aventura". Esa a la que se llega sin ningún plano, sin poder deducir el camino correcto, sin elegir la mejor respuesta en vez de la que quieres decir. La Brújula Moral ahora gira a voluntad y el norte es el camino que siguen mis pies, anclas con las cuerdas cortadas se quedan al borde de la senda.

Me veo irreconocible, intangible, no sé si perdido o libre. Pero for what's worth, soy feliz. Entrada de mitad de año.

domingo, 21 de mayo de 2017

Mayo - Semilla

Nunca fue bueno con las palabras. Cuando llega el momento de hablar y de verbalizarse siempre me dice que siente que no encuentra el matiz adecuado, la elección correcta. Dice que eso le ha causado problemas, claro, que muchas veces se ha quedado a unas pocas sílabas de hacer diana. Yo le contesto que no hay nada tan delicado que unas sílabas puedan cambiar. Se rie. Yo creo que los dos pensamos que el otro tiene razón. Pero el caso es que escribir y verbalizar es importante. Te permite sacar los pensamientos y emociones fuera, exponerlos para poder comprenderlos mejor, lejos del ruído de las distracciones y emociones cambiantes del día a día. ¿Qué piensas realmente? ¿qué eres cuando se elimina todo lo demás?

 Yo le veo. Es mi amigo desde que tengo uso de razón, lo conozco en la misma medida que a mí. Quizá más porque soy más objetivo que conmigo. Y aunque hablar tampoco fue realmente nunca lo mío, encontrar el camino de las palabras hasta las manos es algo que suelo saber hacer. Así que hicimos un acuerdo. Él me cuenta lo que piensa y siente. No se molesta en buscar las palabras correctas o exactas o en no repetirse o en intentar transmitir. Simplemente habla. Yo recojo el testigo y escribo por él. Entonces, juntos, miramos lo que ha salido y tratamos de entenderlo.

Ha cambiado, de eso no hay duda. Si alguien pudiera poner lado con lado al adolescente y al adulto y mirarles a los ojos, notaría muchas diferencias, algunas a un nivel muy soterrado. El idealismo se ha evaporado. Permanecen los posos como parte de su motor fundamental pero ya no cree que el mundo merezca la renuncia constante. Ahora hay una traza de rabia y desencanto cada vez que habla de lo que piensa y defiende. Nunca le he visto hacer lo incorrecto a sabiendas, pero ahí está ese pensamiento de no saber si vale la pena.

 Se ha hecho grande, gigante. Como efecto derivado del desengaño y de no haber parado de aprender, entender, asumir. Se me hace imposible pensar que alguien pueda ganarlo, engañarle o aprovecharse de él. Herirle. A muchos niveles, sí, claro, pero no del todo, no por dentro. Ha fragmentado la esperanza y la ha distribuido para que nada pueda quemar todos los trozos a la vez.

 Hoy ha soñado que besaba a una chica con la que lleva hablando meses y esto es de lo que queríamos hablar. En su sueño, él sabía que era la correcta y la besaba siendo consciente de lo afortunado que era. Parece que ya está listo para volver a lanzar lazos. Le preocupa, como a todos, que nunca llegue la persona correcta. Ya no quiere los amores de verano. Dice que ese precio lo ha pagado varias veces y ya no quiere más deudas que tarde meses en desvanecer. Si no tiene una esperanza profunda de que la persona sea la definitiva, no lo intentará siquiera. Y supongo que este es el problema de todo esto al final: la esperanza. Cuando la esperanza es trocitos de papel al viento o un cofre en el rincón más profundo en la caverna, cuando es el tesoro que más miedo tienes de perder... ¿cómo vas a decirle a alguien que no conoces: "toma, esto es lo más valioso que tengo, por favor no lo rompas"?

 Pero vuelve a soñar, sigue esperanzado. En su fuero interno cree que al final todo estará bien ¿Sabes lo que te digo, amigo? Creo que es solo cuestión de esperar. Sigue siendo feliz a tu manera, sigue disfrutando el paso del tiempo. Que el día menos o más pensado...

jueves, 27 de abril de 2017

Abril - De mar

Fue un finales de abril cuando nos conocimos, hace dos años. Tuve un crush muy fuerte, como no había tenido en demasiado tiempo. Ya lo sabes. Entré en modo adolescente y no pensaba en otra cosa.

Han pasado dos años y miles de páginas. No quiero extenderme mucho, tampoco puedo o el fuerte saltará por los aires, pero al menos te mereces tu página aquí. Por hacerme ver que sé y puedo ser feliz y sufrir por alguien. Por hacerme sentir vivo, por hacerme querer. Por entender y recordad que la realidad se impone siempre, sí, pero que al mismo tiempo hay espacio y tiempo para que valga la pena.

Cuídate, panda.

viernes, 24 de marzo de 2017

Marzo - Área

Me vienes a enseñar que hay otra vida, que aún hay tiempo para bajar al bosque y descubrir que he vivido. Que no es cautela, que son miedos. A no ser suficiente, a ser rechazado, al dolor. A dejar de planificar y fallar el tiro.

Life's not a dress rehearsal

Hay espacio para la magia consciente, dices con tus manos y tus pies. Hay tiempo para elegir. Para que los riesgos tomen sentido, para que se pueda ganar. Que puede doler, pero que pueda doler no es malo.

Every path is the right path

Llevo meses esperando un cambio que tenía que llegar con la primavera. En el último año no me quité la coraza en ningún momento. Quise y me dolí pero casi siempre de forma controlada. Así pude salir cuando me hizo falta. Después me hice la promesa de en primavera volver a dejarme sentir, poco a poco, con el deshielo y los días. Pero llegas tú y despiertas al niño de golpe. La punta de lanza para romper el muro. Más una chispa que calor gradual.

 Everything could've been anything else,

¡Habla!

 and it would have just as much meaning.

 ¿Y si no ha sido una evolución, sino un desvío, elegir el camino más transitado?. ¿Y si no es la realidad lo que he elegido, sino lo que dejé detrás? He vivido con la razón al volante, sólo dejando que el niño se asome a la ventana en los tramos bonitos. Quizá toque cambiar de enfoque, dejar el niño corriendo por el prado y el racional vigilando los precipicios y las tormentas. El niño adulto también despierta y quiere elegir. Llevo años renegando de la imposición de las emociones y quizás he creado mi propia imposición racional. Ahora quiero crear mi propia verdad, coser el tapiz desde el otro lado. Una sola elección puede cambiarlo todo, ser la chispa.

Nobody can light a fire without a spark .

viernes, 24 de febrero de 2017

Febrero - De plata

Llegas como la chica de las películas, esas con las que conocerse en un vagón en los trenes de huida o dando paseos infinitos por las calles de Viena, o Florencia. Un estallido tranquilo en febrero. Llegas como una broma de la vida, una travesura cerca del final del camino. Un cañonazo a la realidad que he ido tejiendo con esmero con los años. Mi adolescente interior te observa sobrecogido, el adulto sonríe y clava los talones en el suelo, preparándose para el envite. Un último desafío, una invitación a la carretera nunca tomada. De plata tu tierra, de plata tu pelo, de plata tus balas. Si te pones seria, si te concentras resuena el salón con tus pasos. Si hablas, despliegas tus sueños en el aire con la cadencia de tus palabras y miradas. Mejor abrir las manos, que vuelen el humo y las ensoñaciones. Que siga su camino y la tormenta pase de largo. _________________________________________________________________________________

 Segundo mes. Son balas de plata cruzando la niebla, sin encontrar blanco. Un banco de sentimientos replicado y disperso, ninguna diana demasiado grande como para poder hacer impacto. Latente rabia, soterrada; un dogma: sin exigencias, sin ruido, sin drama. Demasiado ya. No más cuentas emocionales a fondo perdido, ni paciencia, ni aguante. Fan de las vibraciones positivas, nada más, el super-desarrollo de la conciencia que evitaba ataques. Si de castigos emocionales se pudieran llenar cupos, me siento como si tuviera una cartilla entera. Tiempo de descansar. Descansar pero seguir viviendo, esquivando las balas, abrazando al pistolero. Qué es el tiempo sin algo de interés. De plata tus silencios y sueños.

sábado, 14 de enero de 2017

Enero - I

Me he comprometido a escribir al menos 12 textos este año.
Textos, textos, de los de verdad,
de esos que al escribirlos dejas algo tuyo y te cambian aunque sea un poco.

Estaba pensando en cómo escribir un texto de enero.
De casa fría y paredes blancas.
Podría ser alegre: aún en invierno hay calor bajo el frío o en el movimiento,
aunque...
más bien creo que voy a cambiar el orden.
Me apetecen más palabras de verano o de primavera:
calor, aire, mar, arena.
Conducir lejos, cruzar la frontera, viajar.
Dormir en cualquier pueblo, acampar en la playa,
hacerse 200 kilómetros solo para bailar.
Los festivales, las fiestas,
las conversaciones con una shisha en la terraza.
Inspirar profundo
y que la espiración sea regocijo.
Que no haya prisas ni reproches,
solo estar.

La cigarra almacenaba en primavera para comer en invierno.
Yo atesoro en invierno para disfrutar en primavera.
Paso a paso, con cuidado, despacito para no resbalar.

No sucumbir al frío ni al consuelo fácil.
Cuidar las semillas para que crezcan fuertes
y estar preparados.
El sol volverá a llegar