sábado, 9 de enero de 2010

Al final nos la metieron doblada.

Finalmente, la Comisión de "Cultura" no va a poder cerrar webs. Lo hará una sala de la Audiencia Nacional en menos de 4 días. Los componentes de este tribunal será designados para éste único fin, un juez elegido a dedo y una serie de "asesores".

Flipante.

Y alguno dirá... bueno, pero es que ya interviene un juez, eso era lo que queríais, ¿no? Sí, faltaría más, pero veamos.

En este gráfico podéis ver la media de duración de actuaciones judiciales en España... comparadas con la duración prevista de los procesos de cierre de webs previstos por la nueva ley:

¿Aún no? Pues seguimos. Que nadie piense que los autores estaban desamparados antes de esta nueva ley. Había leyes para juzgar si era necesario el cierre de webs por derechos de autor, pero ¿sabéis lo que pasaba cada vez que la SGAE demandaba a una web de enlaces (ojo, no almacenamiento de contenido, solo enlaces)? Pues muy sencillo, que una y otra vez sus demandas han sido desestimadas por los jueces, e incluso han llegado a condenar a la SGAE por "mala fe procesal", sease, una demanda con mala leche para conseguir el pronto cierre de webs que no tienen nada de ilegal.

¿Qué ha ocurrido? Pues que nuestros queridos artistas españoles (aka bandada de cuervos) arremolinados en torno a la SGAE han sacado las armas de presión: "ZP, mira que vas como el culo, te apoyamos una vez y nos vas a necesitar de nuevo... queremos dinero y la justicia dice que no tenemos razón". Consecuencia: el Gobierno ha metido de lleno la mano en el poder judicial (separación de poderes...¿qué?), ha destinado una sala de la Audiencia nacional solo para vigilar por el interés de estos Lobbies, ha prometido resolver estos temas en 4 dias cuando hay otro tipo de asuntos muchísimo mas serios que tardan meses, y encima va a designar al juez que se encargue de esto, junto con su "consejo de expertos" a dedo.

Mientras tanto:

¿Se muere la música? ¿Se van a empobrecer los artistas y dejarán de sacar discos al mercado por culpa de la piratería? Todos los expertos dicen NO.

"Ni el auge de las nuevas tecnologías, ni el intercambio ilegal de archivos musicales, ni el pirateo, o la caída libre de las ventas de discos han reducido el montante que ingresan los músicos. Por el contrario, el dinero que estos se embolsan no ha dejado de crecer en los últimos cinco años.
Ésa es, al menos, la conclusión a la que llega un estudio que analiza el mercado inglés elaborado por el diario 'The Times'. Sus datos contradicen la denuncia de discográficas y artistas de que la piratería está reduciendo drásticamente los ingresos de la industria musical en su conjunto. (...)
El diario muestra en un gráfico cómo los ingresos brutos por discos vendidos han caído entre 2004 y 2008 (de 152,5 millones de libras a 111,75, según estimaciones del diario).
Sin embargo, esta diferencia queda compensada de sobra con el aumento de lo que los músicos ingresaron por actuaciones en directo (430,11 millones de libras en 2004 frente a 732,240 millones en 2008) (...)

Sin embargo, frente a esta situación boyante de los artistas, lo que
sí ha empeorado en Inglaterra es la situación de las discográficas. Sus ingresos habrían caído, según el informe en torno a un 30%8(...)"


Las únicas que se mueren son las discográficas, como en su día murió el negocio de los vendedores de hielo, de las cintas VHS, de los telegramas, etc. Pretenden que sigamos encadenados a soportes plásticos en los que caben 24 canciones, cuando en la red puedes escuchar millones y guardar miles en un pequeño reproductor de bolsillo. Y el único gran problema es que tienen cogido al Gobierno por los huevos, mediante los artistas que no son capaces de comprender que lo único que consiguen con sus posturas es el cabreo de la gente que los mantiene ahí arriba. Aquí hay un wiki para que veáis como va la guerra de bandos, ya que afortunadamente no pocos grupos comprenden que lo importante es que se les escuche, que van a sobrevivir como músicos igual, y que atacar a alguien por escuchar sus canciones es una imbecilidad.

Dinero para los artistas: sí. Dinero para sociedades privadas con ánimo de lucro patrocinadas pero no controladas por el gobierno (más bien al contrario): no. Y en las próximas elecciones lo pagaréis. Dijistéis que un "canon" (impuesto que pagáis aunque no lo sepáis cada vez que compráis cds, cámaras de fotos, móviles, ordenadores... impuesto que va para Bisbal & Company) no era la solución, meses más tarde lo impusisteis. Dijisteis que no se iban a cerrar webs, y ahora habéis creado un monstruo judicial sólo para hacerlo.

Ya veremos, ya.


5 comentarios:

  1. Cuando Arctic Monkeys colgó la maqueta del primer disco en internet, todo dios la bajó. Cuando publicaron el album se plantó en el nº1 de las listas inglesas, como varios de los singles extraídos.
    Cuando Radiohead dejó su último disco en su página web para que te lo bajaras por la voluntad, mucha gente lo hizo y, también, mucha otra compró la edición especial con material inédito que pusieron a la venta.
    Internet no es el problema. Los músicos tendrán que asumir ya mismito que lo que en mayor medida llenará sus arcas serán las actuaciones en directo y, por supuesto, hacer buena música. Chenoa, Rosa de España, Busta y un larguísimo etcétera: preparaos. Ellos y todos los que viven de las quinceañeras. De Bono-U2 mejor no digo nada porque me entran ganas de vomitar.
    La posición que no deja de sorprenderme es la del líder de Extremoduro. Entiendo que quiera que su discográfica salga adelante, pero quizá le iría mejor si comprendiera que el vehículo para dar a conocer los nuevos grupos que ampara es internet. No sé, pensé que era un poquito más avispado el hombre.

    ResponderEliminar
  2. El Robe fue una gran decepción para mí. Insultó a todos los que alguna vez se hubieran bajado un disco suyo (es decir, insultó a un 90% de sus fans mínimo). En otra ocasión, paró un concierto durante 40 minutos porque unos tios lo estaban viendo desde la calle, sin acceder al recinto. La calle de un pueblo! Como si fuera suya! Al final tuvo que ir la policía a hablar con esos tipos, porque los ánimos se estaban caldeando demasiado y la cosa iba a acabar mal (supongo que para el grupo). Claro está, esas personas no hacían nada malo, pero accedieron a irse para no joder más. Robe, sin decir ni media y esperando a que se largasen.

    Eso sí, después de eso cerca de 300 personas se salieron del concierto y se pusieron en esa misma calle, como protesta. Robe acabó el concierto a regañadientes. Un poquito gilipollas el nene.

    Supongo es que aquí se demuestra la diferencia entre ser un buen músico y una buena persona, o entre tener ingenio para las letras y tener dos dedos de frente para la vida real.

    ResponderEliminar
  3. PD: te has dejado en ese Hall of Infame a la gran Rosario Flores, que con 4 millones de parados en el país y cobrando 90.000 euros la hora de concierto, salió diciendo que "los artistas nos estamos muriendo de hambre"

    ResponderEliminar
  4. Nobody expects this spanish inquisition...

    ResponderEliminar
  5. No te preocupes, que al final pasarán por el aro, tarde, pero no les quedará más remedio. Cuando no quede nada que repelar en el bote, aquellas empresas que no se hayan puesto las pilas sucumbirán ante la innovación.

    Esta situacion genera demandas latentes que, para el que no lo sepa, son deseos y necesidades de los consumidores que el mercado aun no ha podido satisfacer. Y por cada rico carcamal, hay un joven innovador en un garaje.

    Para muestra, un botón:

    https://www.spotify.com/en/get-started/

    La solución legal y gratuita al emule: el todo poderoso y sagrado Spotify!

    ResponderEliminar

Di "amigo" y entra